viernes, 27 de mayo de 2011

Capitulo 23













Joaquín y Thiago estaban desnudos en el río. Thiago se siente inseguro de su cuerpo. Le da vergüenza estar así con un chico aunque lo hubiera dado todo por estar así con Rubén. Es la primera vez que está así desnudo con un chico pero, aunque es muy guapo, Joaquín no le gusta. Joaquín está a punto de rozar los labios. Thiago le da un empujón.
--¡no me toques¡ ¡¡no me gustas¡ ¡¡yo estoy en mi río pero tú no tenés nada que hacer aquí¡ ¡¡marchate¡
--vaya, así que el virgencito se me resiste –dice Joaquín para sí.
Joaquín esperaba que se le diera más fácil pero el rechazo de Thiago aún lo excita más. Thiago nada para alejarse de él pero Joaquín es más rápido y no tarda en alcanzarlo.
--¡ya no me sigas, lárgate¡
A Thiago le da pena estar desnudo con Joaquín pero no se atreve a salir porque le da vergüenza que lo vea desnudo. A la vez le preocupa que llegue Rubén. No quiere que llegue a pensar que se acuesta con su hermano. Joaquín abraza a Thiago, el chico trata de zafarse y casi parece hasta que se vaya a ahogar pero Joaquín aprieta su cuerpo contra el del chico.
--Pues si no quieres que te bese… vete…
Le da vergüenza salir. Joaquín lo sabe. Habla con mucha burla lo que hace avergonzar al muchacho.
--¿Te da vergüenza salir desnudo?
--Claro que no… --nervioso.
--No será que la tienes muy pequeña…? --Joaquín riendo.
Thiago está muy nervioso, asustado pero no permite que el chico se burle de él:
--No, la tengo muy grande… ya te gustaría a ti tener lo que yo tengo entre las piernas…
Pues eso hay que verlo.
Joaquín se la toca. Thiago la tiene durilla.
--bueno, no está mal si está en reposo –dice Joaquín con burla.
Thiago de nuevo le da un empujón:
--¡no quiero que me toques¡
Pero Joaquín insiste.
--Yo se que deseando vivir tu primera vez, virgencito.
Joaquín habla con mucho desprecio y Thiago tiene claro que con él jamás. Así se lo dice. Lo mira con rabia y le dice:
--¡no me acostaría contigo ni que fueras el último hombre en la faz de la tierra¡
Joaquín no está acostumbrado a que lo rechacen. Le habla a Thiago con desprecio.
-- Mi hermano Rubén es hetero… le daría asco saber que le gustas, te odiaría, te golpearía, se burlaría de ti.
A Thiago le preocupan las palabras de Joaquín, le toma de sorpresa que conozca sus sentimientos, que Rubén lo odiaría sería algo que lo mataría. Llora. No deja que Joaquín lo toque.
--déjame…
Joaquín lo que quiere es burlarse de Thiago, lastimarlo. Le parece mala idea obligarlo a acostarse con él.
--¡Si no te acuestas conmigo le diré a todos que te gusta mi hermano¡
A Thiago le asusta mucho que se sepa su secreto pero tiene claro que nunca se acostará con Joaquín. Al de La Colina le da rabia que lo rechace pero sabe que a Thiago le da vergüenza que lo vea desnudo. Joaquín sale del río. Todo desnudo. Se queda ahí tumbado sobre la ropa del muchacho que moja toda. Thiago va nadando casi con ganas de llorar porque no sabe cómo salir. Nada por mucho rato esperando que Joaquín se canse y se vaya pero Joaquín no se va.
--¿y no vas a salir?—Joaquín divertido-- ¿te vas a quedar muy arrugado?
Joaquín se tumba bien sobre la ropa del chico, con las brazos haciéndole de almohada. Es muy guapo y Thiago está cachondo porque le gusta lo que ve pero no es lo que quiere para su primera vez. Hace frío, Thiago está helado, Joaquín se acaba vistiendo:
--pues yo no tengo prisa… no me pienso mover de aquí. Quiero ver eso tan grande que tienes entre las piernas.
Joaquín habla con burla y Thiago se ve obligado a salir pero con las manos con tapándose los genitales. Joaquín, que va calzado, le da un pisotón y Thiago se queda al natural ante Joaquín.
--No me extraña que no quisieras saber… ¿tú estás seguro que eres hombre? ¡¡si no tienes pinga¡ ¡¡a ese cosa milimétrica que tienes ahí no se le puede llamar pinga¡
Thiago está muy inseguro de su cuerpo y las palabras de Joaquín le hacen daño. Joaquín está muy bien dotado y a Thiago le duele que se burle de él.
--das pena chaval, te vas a morir virgen.
****************
Las risas de Joaquín alejándose aún retumban en la mente del chico. Es algo que lo hace sentir más inseguro.
--tiene razón, con este cuerpo nadie me va a hacer caso y menos Rubén.
Unas lágrimas asoman por sus mejillas. Nunca se atrevería a desnudarse ante Rubén.
--me muero si es como el hermano.
Se tendrá que conformar con verlo a escondidas. Es ya tarde, mira por el camino.
--hoy no vendrá.
Y vuelva a casa triste.


Rubén sale desnudo de la ducha. Está algo triste. Thiago y Justo están siempre en sus pensamientos.
--Tengo que hacer algo para ayudarlos pero ¿¿qué?
Rubén confiaba que el agua aclarara sus ideas pero está confuso. Está húmedo, mojado. Se va secando la cabeza. Constitución entra en ese momento y se vuelve loca. Ama ese cuerpo, la atracción sexual que siente hacia su marido es cada vez mayor. También como el miedo a que él la deje por una joven. No es el hecho de tener una familia lo que la mueve sino el hecho a no perder a ese ejemplar de macho que tanto le gusta y que tanto placer le da. Además viéndolo desnudo y moviéndose, su mirada se centra en esos genitales que ha saboreado pero que cada vez le gustan más. Se abraza a él. Rubén se sobresalta porque tenía la cabeza cubierta pero sabe que la única que puede tocarlo de esa manera es su esposa. Rubén agradece la pasión, se siente orgulloso de despertar el deseo de esa mujer. Caen en la cama.
--te amo, te amo tanto… Me haces sentir tan hombre… --jadea él.
--Nunca nadie me hizo sentir tan mujer… --jadea ella.
Él se siente feliz, cree que esa mujer lo ama. No que sólo lo desea. Constitución desea hacer el amor con su marido pero en ese momento lo que más quiere es hacerle partícipe de sus planes.
--¡vamos a tener un hijo¡
Y a Rubén se le baja la erección de golpe.
--¿¿qué dijiste?
Rubén se levanta. Está desnudo a los pies de la cama y ella está más segura que nunca de lo que quiere hacer.
--Esther está de acuerdo, ella lo gestará en su vientre pero será hijo de los dos.
Rubén no da crédito a lo que está escuchando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario